Pilates

CLASES DE PILATES

 

¿QUE ES EL METODO PILATES?

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que fue creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien combinó su conocimiento en distintas especialidades (como gimnasia, traumatología, ballet y yoga), con el trabajo en el control mental, la respiración y la relajación. Actualmente, se practica en todo el mundo. Su fama creció aún más cuando varias celebridades comentaron que incluían este tipo de entrenamiento en sus rutinas. Por ejemplo, Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, entre otros.
¿Cuáles son las ventajas y beneficios del método Pilates?

Esta disciplina apunta a estabilizar los músculos centrales, con especial hincapié en la respiración y en la alineación de la columna. Estos ejercicios se efectúan lenta y suavemente y de manera muy controlada. Por eso, muchas veces se recomiendan como terapia de rehabilitación, para prevenir el dolor de espalda o para personas con lesiones preexistentes.

Personas de todas las edades y niveles de capacidad pueden practicar este ejercicio, ya que “reeduca” al cuerpo y permite eliminar hábitos posturales. En este sentido, influye positivamente en la mayoría de los dolores de espalda, hombros y cadera. Oxigena y mejora la flexibilidad muscular, como así también la movilidad de las articulaciones.

Además, este método proporciona mayor coordinación y equilibrio, ya que una de sus propósitos principales es trabajar en la relajación del cuerpo y la mente. A través del control de la respiración y de ejercicios que promueven el descanso mental, la práctica del método Pilates reduce la incidencia del estrés y sus enfermedades relacionadas.

Así, uno de los grandes beneficios del Pilates es acercarse hacia una mayor conciencia del propio cuerpo, de los músculos y articulaciones. Y lo mejor de todo, ¡casi no te das cuenta del esfuerzo y prácticamente no transpirás!

 

 

PILATES PARA NIÑOS

¿Por qué se recomienda Pilates para los niños?

Sus prácticas aportan los siguientes beneficios:

Flexibilidad. A medida que se envejece la pérdida de flexibilidad se acentúa, por eso es importante que desde joven se trabaje en ella.

Tener flexibilidad significa mantener a los niños libres de lesiones, así como mejorar su condición física.

Coordinación. Este método puede ayudar a los niños a moverse con gracia y a tener un uso eficiente de sus cuerpos sin cargar la espalda y las articulaciones.

Sus cuerpos pueden seguir su desarrollo a medida que envejecen y de esa forma ayudar a compensar algunos de los efectos negativos de la gravedad a medida que el cuerpo, la columna vertebral y las articulaciones comienzan a deteriorarse.

Los ejercicios de Pilates ayudan a realinear y fortalecer los músculos y las articulaciones.

Equilibrio. Al mejorar la postura y la coordinación del cuerpo, los niños van a desarrollar mejores habilidades de equilibrio y lograr conciencia corporal, lo que será un beneficio para el futuro.

El equilibrio y la coordinación pueden mejorar las habilidades de un niño en otras prácticas deportivas.

Es bueno recordar que el método Pilates es el secreto de muchas estrellas del deporte.

Concentración. Otro problema importante es la falta de atención.

Con los ejercicios de Pilates, se logra que los niños no solo se diviertan, sino también que aprenden.

Aprender jugando es la mejor manera de captar la atención de cualquier niño: con estos ejercicios aumentarán su fuerza muscular y resistencia, y al mismo tiempo conseguirán un mayor grado de atención en sus tareas, rendirán más y mejor en el colegio.

Porque en la infancia los hábitos, ya sean buenos o malos, se adquieren con mayor facilidad.
¿A QUE EDAD SE RECOMIENDA?

Los ejercicios de pilates los pueden realizar sin ningún problema desde los seis años de edad; siempre y cuando esté siendo supervisado por un adulto, ya sea sus padres, un instructor o un profesional para evitar accidentes y para enseñarle las posturas correctas.

Se recomienda iniciar con rutinas de calentamiento, para luego, proceder a realizar ejercicios más complicados.
Si como padre está pensando en un método de ejercicios para sus hijos, el método pilates es una segura y excelente opción.

Por lo tanto, le pido que se introduzca en este maravilloso e interesante mundo de ejercicios que no solo le traerán beneficios a sus niños, sino también a usted como padre, porque le brindará la oportunidad de interactuar con ellos por más tiempo y divertirse a la vez.

Los ejercicios se deben realizar progresivamente, los ejercicios más sencillos o los llamados elementales, ya que, la mayoría de los ejercicios de pilates, no realizan presión sobre la columna.